viernes, 30 de enero de 2009

Weil Der Mensch Zählt

Título Original: Weil Der Mensch Zählt
Intérprete: Alf Poier

Análisis:

Estamos ante una impresionante «perfomance» interpretativo-artístico-musical, que representa a la perfección el concepto de “Arte Total” en el sentido más wagneriano de dicho término.

Es sorprendente la imaginativa propuesta artística de Alf Poier, y como éste es capaz de combinar una soberbia puesta en escena, junto a una pieza musical de talentosa e innegable calidad, aderezando todo ello con la emocionante dramatización corpóreo-gestual del propio Poier y su «troupe».

Tal vez a un espectador poco cultivado le pueda llegar a parecer, en ciertos instantes, un poco excesiva la interpretación del artista y sus acompañantes, pero no se debe olvidar que bajo la misma no se esconde otra cosa que un velado homenaje al concepto de “Arte Interior” preconizado por Isadora Duncan y, por lo tanto, lo que en un principio podría parecer sobreactuación, es en realidad la comedida expresión exterior de las interiores emociones artísticas del intérprete llevadas, eso sí, a sus máximas consecuencias.

Lo único un tanto desconcertante en esta “Obra Total”, es que fuese elegida para representar a Austria en el Festival de Eurovisión, en su edición del año 2003. Es absolutamente incomprensible como una obra de esta importancia artística y calado intelectual, fue infravalorada en dicho certamen musical; aunque tampoco debe sorprendernos este dato, dada la vacua mediocridad de que suelen hacer gala las «canzonettas» que por lo general acuden a este tipo de concursos.

En cualquier caso se hace necesario —quasi imprescindible—, hacer justicia con esta pieza, rescatándola y devolviéndola al puesto que por derecho propio merece en la historia del arte contemporáneo.

Reproducir vídeo:

domingo, 25 de enero de 2009

Ig Nobel Prize

Título: Ig Nobel Prize
Protagonistas: Varios Científicos

Noticia:

Los Nobel Ig los da una revista humorística de ciencia e inventos que primero "hacen reír" y después "hacen pensar". Entre los galardonados hay dos españoles que han demostrado que las ratas no distinguen el holandés del japonés si se hablan al revés. Otros dos investigadores estudiaron los efectos secundarios de introducirse espadas por la garganta y concluyeron que produce irritación.

Los promotores estadounidenses de una bomba gay para distraer al enemigo y los autores españoles de un estudio sobre la incapacidad de las ratas para distinguir el japonés y el holandés, hablados al revés, están entre los ganadores de los Premios Nobel Ig 2007.

Los galardones son entregados anualmente por la revista humorística de ciencia Annals of Improbable Research (AIR), en una ceremonia en la Universidad de Harvard, en Massachusetts (Estados Unidos).

Lista de galardonados:
  • Nobel Ig de la Paz: ha ido a parar al Laboratorio de la Fuerza Aérea Patterson Wright, en Dayton (Ohio), que sopesó fabricar una bomba gay para provocar la homosexualidad en el enemigo y con ello minar la moral y la disciplina de las tropas.

  • Nobel Ig de Lingüística: los ganadores han sido los españoles Juan Manuel Toro, Josep Trobalon y Nuria Sebastián Gallés, de la Universidad de Barcelona, por un estudio que demuestra que las ratas a veces no distinguen entre el japonés y el holandés cuando las personas hablan esas lenguas al revés.

  • Nobel Ig de Aviación: se lo han llevado los argentinos Patricia Agostino, Santiago Plano y Diago Golombek, por descubrir que los hámsters se recuperan mejor del desfase horario tras viajar en una aeronave si ingieren el estimulante sexual Viagra.

  • Nobel Ig de Medicina: fue concedido al británico Brian Witcombe y el estadounidense Dan Meyer por un análisis de los efectos secundarios de introducirse espadas por la garganta. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la práctica ocasiona irritaciones.

  • Nobel Ig de Química: el ganador ha sido el japonés Mayu Yamamoto por su método para extraer esencia de vainilla de los excrementos de la vaca.

  • Nobel Ig de Física: concedido a L. Mahadevan, de la Universidad de Harvard, y Enrique Cerda Villablanca, de la Universidad de Santiago, en Chile, por su estudio sobre cómo se arrugan las sábanas.

  • Nobel Ig de Economía: ha ganado el taiwanés Kuo Cheng Hsieh, gracias a la patente de un dispositivo que lanza una red para capturar a atracadores de bancos.

  • Nobel Ig de Biología: la holandesa Johanna van Bronswijk ha obtenido el premio por realizar un censo de los ácaros, arañas, crustáceos, bacterias, algas, helechos y hongos que residen en las camas de los seres humanos.

  • Nobel Ig de Nutrición: lo ha conseguido Brian Wansink, de la Universidad de Cornell, por estudiar el apetito de las personas, al darles un plato de sopa sin fondo en el que nunca se acababa su contenido.
En el pasado, la revista ha reconocido inventos como una máquina centrifugadora para dar a luz que da vueltas a las parturientas a alta velocidad, así como un estudio sobre por qué a los pájaros carpinteros no les duele la cabeza.

miércoles, 21 de enero de 2009

Malagueña

Título Original: Malagueña
Intérprete: Emilio El Moro

Análisis:

Emocionada versión de la archiconocida canción de Elpidio Ramírez, Roque Ramírez y Pedro Galindo, en la que Emilio el Moro impronta su personal visión de la fusión de estilos y culturas. Es indudable que el tema conserva su folclorismo latinoamericano original, pero tamizado éste con la capacidad aglutinadora de Emilio, no es menos indudable la influencia mozárabe que la envuelve, consiguiendo de esta forma crear un puente intercultural Oriente/Occidente, como pocas veces se ha dado en el mundo del arte cantado.

Mención aparte merece la letra de la canción, una sucesión de estrofas de claro mensaje subliminal, en la que Emilio el Moro intenta trasmitir de forma sutil, las dificultades lingüísticas que a menudo obstaculizan el entendimiento entre los pueblos.

Obra maestra de Emilio el Moro, poco conocida y que indudablemente merece estar presente entre las colecciones musicales de los buenos melómanos.


Letra de la canción:

Qué bonetos ojos tingo
debajo de mi torbante blanca,
por encima de mi barba negro,
qué bonetos ojos tengo yo
porque mi padre me lo ha puesto
a mí cuando yo era más pequeño
y a lo alto de la cuna.

Ellos que mes quieren que me miran,
pero si tú no lo dejas que se mueve,
pero si tú no lo dejas ni siquiera
que se menea un poquito.

Malagueña salerosa,
besar tus labios yo quiere, coco-coroco,
besar tus labios yo quiere,
Mamá-lagueña salarosa,
he de serte, niña, bueno,
que eres linda y hechicera,
eres linda y hechicera, coco-coroco,
como la canto de la rosa,
y desierto te ha venío bueno,
que eres linda y hechecera, coco-coroco...
de una rosa.

Reproducir canción:


miércoles, 14 de enero de 2009

Narcóticos, Meretrices Y Bebedizos

Título: Narcóticos, Meretrices Y Bebedizos
Protagonista: José Tojeiro Díaz

Comentario:

Estremecedor documento periodístico —digno merecedor del premio “Pulitzer”—, en el que se examina la condición humana en todas sus vertientes, a través del escalofriante testimonio de José Tojeiro Díaz, un hombre víctima de las circunstancias y de un maquiavélico complot en el que se entretejen a forma de intrincada tela de araña, la insana depravación de los estupefacientes, el inmoral libertinaje de unas meretrices y una pecaminosa inclinación a degustar suculentos brebajes manufacturados a base de cacao.

Si no fuera porque en sí mismo este reportaje encierra una historia verídica, sufrida por un ser humano en particular, y por lo tanto, la abstracción e imparcialidad propia de la docencia no tiene cabida, un documento gráfico como el que aquí se muestra bien pudiera formar parte indispensable del material de consulta y formativo en las Facultades Universitarias de Periodismo, como emblema y modelo de investigación documental, para que las futuras generaciones de reporteros que ahí se forjan puedan comprobar como es posible lograr esa difícil combinación entre ecuanimidad, mensaje y ética, tan difícil de conseguir hoy día en dicha profesión.

Reproducir vídeo:


jueves, 8 de enero de 2009

4'33"

Título Original: 4'33"
Autor: John Cage

Análisis:

Estamos ante una obra de difícil asimilación para oídos poco cultivados. La profundidad del mensaje sonoro apoyado en la rotundidez técnica de su instrumentación, hacen de esta pieza una experiencia artística que no está al alcance de oyentes neófitos en el conocimiento de la música “culta”.

Es innegable el talento artístico de John Cage a la hora de abordar una composición de tan complejo lenguaje creativo, así como tampoco se debe obviar el que una obra de estas características necesita de un oyente intelectualmente capacitado para abordar su complejidad temática, con la suficiente preparación como para saber apreciar la paleta de matices sonoros utilizada por Cage en la misma.

Todo en esta obra exhala talento e imaginación. Desde el complejo “I Movimiento” o «Introduzione», sutil alegoría mitológica del “yo” como ente subordinado a la consciencia existencialista de la Madre Tierra “Gaia”; pasando por el “II Movimiento” o «Intermezzo», transición melódica en la que el artista evoca los placeres de la vida —ya apuntados por Kierkegaard en su magno ensayo “Las obras del amor”—, y que Cage transmuta y personifica de forma magistral en las “Big Mac” —en el rol de los placeres carnales—, el “Ketchup” —encarnación retórica del “fluido vital”— y Charlton Heston —en su habitual interpretación de “Dios” hecho hombre—; y finalizando con el “III Movimiento” o «Coda Finale», sublime demostración técnica en la que los trombones, tubas y crótalos lideran la orquesta, trasmitiendo subliminalmente el mensaje de la redención del hombre materialista, convertido por fin en áurea espiritualidad; 4’33” supone un hito en la historia de la música “culta”, el cenit del ser humano como “hacedor” de arte sonoro y un sublime punto de inflexión en la producción musical de Cage.

Para finalizar, es preciso advertir al oyente que debe prepararse auditiva e intelectualmente si quiere acercarse en toda su magnitud a una obra de estas características. Debe romper todos los prejuicios culturales que lo ligan al arte caduco y trasnochado, y abrir sus sentidos a una nueva experiencia místico-vital, que le encaminara al redescubrimiento del arte como lenguaje comunicativo entre Dios, la Naturaleza y los/as operadores/as de las líneas telefónicas de tarificación especial.

Reproducir vídeo:


sábado, 3 de enero de 2009

Este Es El Mundo Del Hombre

Título Original: Este Es El Mundo Del Hombre
Intérprete: Los Tamara

Análisis:

Esta versión del clásico de James Brown “It’s A Man’s World” es un perfecto ejemplo del carisma, calidez y sensibilidad artística con que puede dotarle a un intérprete “patrio”, la sobredosis incontrolada de tapas de pulpo a la “gallega”, chopitos de orujo de hierbas “ilegales” y Farias caducadas.

Si bien es cierto que al genio de James Brown le pudiera resultar un tanto “extraña” la forma en que el vocalista de Los Tamara se “deshace” —literalmente hablando, nada de eufemismos… el tío mientras canta se está deshaciendo fijo… si no, no se entiende la cosa— emocionalmente a la hora de interpretar la metafísica letra que acompaña la cuidada versión musical de Los Tamara, no es menos cierto que un artista de la talla de James Brown está —por predisposición natural—, por encima de cualquier tipo de prejuicio cultural, ideológico e idiomático.

No me cabe duda alguna de que si alguien en su momento, hubiera informado a James Brown de la existencia de esta versión “Hispano-Celtico-Gallega” de su tema “It’s A Man’s World”, éste hubiera sentido en lo más profundo de su ser una convulsión tal que, de seguro, le habría llevado a desear conocer personalmente al autor/autores de esta magna obra nacida de la fusión del folclore popular hispano-galaico y los tribales ritmos afro-americanos que conforman ese estilo musical llamado “Soul”.

Tampoco me cabe duda de que en cuanto el señor Brown tuviera frente a si a el/los creador/es de esta versión, hubiera sido harto difícil contenerle y evitar que se abalanzara sobre el/los mismo/s haciéndoles pagar con sangre, fuego y una paliza monumental, las diarreas, vómitos y delirios varios que de seguro habría sufrido el bueno de James al escuchar esta bagatela sonora.
Para terminar advierto a todos aquellos que se aventuren a escuchar esta canción, que yo eludo cualquier tipo de responsabilidad psíquica, psicológica y fisiológica que la escucha de la misma pueda provocar en la mente y cuerpo del oyente.

Yo —como los buenos periodistas—, tan solo soy un tenaz e imparcial cronista que intenta con su testimonio dar fe de la existencia de obras artísticas —como la que aquí nos ocupa—, que sobrepasan la capacidad de raciocinio del hombre, adentrándose en las brumosas e incognoscibles profundidades de lo atávico, de lo primario, de la intrínseca naturaleza irracional del ser humano.


Letra de la canción:

El hombre al mundo dio
Lo que jamás soñó
Mas nunca haría nada, nada, mujer
Tú eres quién le alienta

Oíd, él hizo el tren
Marchar por paralelas
Él hizo al coche rodar
Por amplias carreteras
Con la electricidad
Más nos dio a las tinieblas
El construyó grandes buques
O el Arca de Noé
El hombre dio, dio, dio más
Pero todavía nada, nada, mujer
Tú eres quién le alienta

El hombre quiso hacer al niño feliz
Y creó juguetes
Quiso volar
En bellos cohetes
Encara caro con sudor
Él paga con dolor
El mísero dinero
Y así empleó su paz
El hombre todo dio
Pero no daría nada, nada
Nada podía dar, mujer
Tú eres quién le alienta

¿Por qué vive en soledad?
¿Por qué no es feliz?
No. ¿Por qué no es feliz?


Reproducir canción: